El mariscal de campo Philip Rivers hizo valer su experiencia y dirigió el ataque ganador de los Chargers de San Diego que se impusieron de visitantes por 22-14 ante los Raiders de Oakland en el segundo partido de la tradicional jornada de los lunes por la noche de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

La victoria se dio en el partido inaugural de la nueva temporada para ambos equipos y del debut de Dennis Allen como el nuevo entrenador en jefe de los Raiders.

Rivers encontró al receptor abierto Malcom Floyd para enviarle un pase de siete yardas de anotación y el pateador Nate Kaeding logró cinco goles de campo que aseguraron la victoria de los Chargers.

El veterano mariscal de campo completó 24 de 33 pases para 231 yardas no le interceptaron ningún envío y fue derribado una vez en cinco intentos.

Los Chargers no brillaron en su juego, pero fueron superiores a los Raiders y además pudieron probar como titular al novato Mike Harris, en la posición de tacle izquierdo, aunque no fue seleccionado en el sorteo universitario.

Mientras que también pudieron superar la ausencia por lesión del corredor estelar Ryan Mathews y el receptor abierto Vincent Brown.

Los Raiders que querían comenzar una nueva era de manera positiva, con un triunfo, no pudieron hacerlo porque la ofensiva fue incapaz de conseguir una anotación de "touchdown" hasta que en el último minuto del partido lo consiguieron cuando ya no tenían opción a ganar el partido.

El pateador Sebastian Janikowski hizo dos goles de campo con tiros de 51 y 19 yardas, respectivamente, mientras que el mariscal de campo Carson Palmer mandó un pase de dos yardas a receptor abierto Rod Streater para que consiguiese "touchdown".

La ofensiva hizo también los dos puntos de conversión para cerrar el marcador con un minuto antes que concluyese el partido que se disputó en el Oakland-Alameda County Coliseum, de Oakland, ante 61.896 espectadores.