Wall Street abrió hoy la semana con una moderada tendencia bajista y el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, descendía el 0,16 % tras los datos peores de lo previsto sobre la balanza comercial china y con la vista puesta en la reunión que celebrará esta semana la Reserva Federal de EEUU.

Media hora después del inicio de la sesión, ese índice restaba 21,67 puntos hasta las 13.284,97 unidades, en tanto que el selectivo S&P 500 cedía el 0,1 % (-1,4 puntos) hasta las 1.436,52 unidades y el índice compuesto del mercado Nasdaq perdía el 0,14 % (-4,4 puntos) hasta las 3.132,02 unidades.

Los inversores neoyorquinos interrumpían así las ganancias de la semana pasada, cuando el Dow Jones se anotó un avance semanal del 1,65 % y se afianzó sobre niveles desconocidos desde finales de 2007 gracias al programa de compra ilimitada de deuda soberana anunciado por el Banco Central Europeo (BCE).

Las miradas están puestas ahora en el banco central estadounidense, que iniciará el miércoles una reunión de dos días sobre política monetaria que concluirá con una conferencia de prensa de su presidente, Ben Bernanke, que será analizada con lupa por los inversores neoyorquinos.

En la tendencia bajista de la jornada tenían que ver además los poco convincentes datos de la balanza comercial de China, cuyas exportaciones se elevaron un 2,7 % interanual en agosto, hasta los 177.970 millones de dólares, en tanto que las importaciones cayeron por tercer mes consecutivo, en un 2,6 %.

Por ello, Wall Street se decantaba por el terreno negativo en este arranque de semana, cuya ceremonia oficial de apertura protagonizaron más de una decena de directivos de empresas colombianas para celebrar el Día de Colombia en la bolsa de Nueva York (NYSE).

Los integrantes del Dow Jones quedaban a esta hora prácticamente divididos entre las pérdidas y las ganancias, de forma que el lado negativo lo capitaneaban la aeronáutica Boeing (-2,21 %), la tecnológica Intel (-2,07 %), el grupo 3M (-1,86 %) y las también tecnológicas Cisco (-1,28 %) y Microsoft (-1,03 %).

En el lado contrario de ese índice destacaban el grupo informático Hewlett-Packard (1,75 %), el productor de aluminio Alcoa (1,43 %) y el grupo de alimentación Kraft (1,38 %).

Fuera del Dow Jones, la aseguradora American International Group (AIG) caía el 2,74 % después de que el Tesoro de EEUU anunciase la venta de 18.000 millones de dólares en acciones comunes de esa empresa, con lo que el Gobierno de este país dejará de ser su accionista mayoritario por primera vez desde 2008.

En el mercado Nasdaq destacaba el gigante tecnológico Apple, que este lunes tocó un nuevo máximo histórico en el precio de sus acciones, de 683,29 dólares cada una, a falta de dos días para el evento en el que previsiblemente desvelará el esperado iPhone 5.

En otros mercados, el petróleo de Texas bajaba a 95,66 dólares por barril, el oro descendía a 1.733,1 dólares la onza, el dólar ganaba terreno ante al euro, que se cambiaba por 1,2781 dólares, y la rentabilidad de la deuda pública estadounidense a diez años retrocedía al 1,66 %.