El candidato de la oposición para la elección presidencial de octubre en Venezuela se burló el lunes del presidente Hugo Chávez por aseverar que aplica políticas socialistas que se preocupan por los pobres.

Henrique Capriles declaró que casi 14 años de feroz gobierno anticapitalista han hecho que el país tenga una de las tasas de homicidios más altas del mundo, prisiones plagadas de violencia y hospitales en ruinas.

"Si ellos son socialistas, yo soy marxista-leninista. Porque yo los invito a comparar quién hace más en lo social y quién utiliza los recursos para solucionar los problemas de nuestro pueblo, no salvar a otros países", declaró.

Capriles acusa a Chávez de desperdiciar la riqueza petrolera de Venezuela en contratos de suministro con países aliados que implican financiamiento a largo plazo y con intereses bajos. El presidente refuta esa descripción.

"Este gobierno importa gasolina de Estados Unidos y dice que lucha contra el imperialismo. Importa arroz de Estados Unidos este gobierno que se dice que logró la independencia. La independencia de nosotros se la debemos a nuestro Libertador, a nuestros libertadores. ... la verdadera independencia, que usted tenga luz, agua, vivienda propia, un empleo con calidad", dijo el candidato opositor a una multitud que lo ovacionaba.

"El gobierno central nos dice que tenemos uno de los salarios mínimos más altos de Latinoamérica y eso es una gran mentira... Nuestro compromiso será que el dinero le alcance a nuestro pueblo, que el salario le permita cubrir la canasta alimentaria y ahorrar", agregó.

Capriles hizo las declaraciones el lunes durante un discurso donde expuso sus planes en caso de ganar las elecciones del 7 de octubre. Entre otras promesas, el candidato dice que reducirá la inflación y aumentará el salario mínimo.