El único mural público de David Alfaro Siqueiros en Estados Unidos volverá a exhibirse en octubre, 80 años después de que el maestro mexicano lo pintara en el centro de Los Angeles, anunció el lunes el Instituto de Restauración Getty.

"América tropical" está casi terminado y estará listo para ser presentado al público 9 del próximo mes, dijo Melissa Abraham, portavoz de la institución.

La obra es uno de los tres murales que Siqueiros pintó durante los meses que vivió como refugiado político en Los Angeles en 1932. De esos trabajos, uno está en el Museo de Arte de Santa Barbara ("Retrato actual de México") y el otro está prácticamente destruido, de acuerdo con Leslie Rainer, supervisora del proyecto de restauración del Getty.

"América tropical" está situado en el exterior del segundo piso del edificio conocido como Italian Hall, cercano a la histórica Placita Olvera. Cuando Siqueiros pintó el mural, la instalación era una galería llamada Plaza Arts Center.

"Siqueiros siempre fue innovador y le gustaba experimentar. En este mural estaba tratando de usar la técnica del fresco en cemento y también se puede ver su técnica de perspectivas dinámicas, que consiste en crear varias perspectivas en un mural de tal manera que tú puedes ver una perspectiva diferente desde puntos diferentes", dijo Rainer.

Como muchas de las obras del muralista, "América tropical" fue polémica desde el principio por su contenido. Muestra un indígena mexicano atado a dos cruces invertidas con un águila estadounidense sobre su cabeza y a soldados revolucionarios apuntando al ave.

A los pocos meses de acabada, la obra fue cubierta parcialmente con cal y luego de una década, la cubrieron totalmente.

La obra quedó olvidada hasta la década de 1960, cuando resurgió a raíz del interés del movimiento chicano por la cultura mexicana, incluyendo el muralismo, cuyos principales exponentes son Siqueiros, José Clemente Orozco y Diego Rivera.

Además de la cal al mural se le retiró brea y se retocaron sus áreas más dañadas, pero no se le puso nueva pintura, dijo Rainer. La exposición ambiental ha deteriorado la obra, atenuando sus colores, pero las imágenes y composición siguen siendo impresionantes, agregó la supervisora del proyecto.

"Quisimos mantener la autenticidad de la obra", puntualizó.

Al lugar donde está la obra se agregó un toldo con parasol para protegerlo y una plataforma para ofrecer una mejor vista al público.

El proyecto de restauración, con fondos públicos y privados canalizados a través del Instituto de Restauración Getty y la Municipalidad de Los Angeles, tuvo un costo total de 9,95 millones de dólares y tuvo una duración de casi dos décadas.

___

En Internet: www.getty.edu.

___

E.J. Támara está en Twitter como: https://www.twitter.com/EJTamara