A Jiyai Shin la bastaron 20 minutos el lunes para conseguir lo que no pudo lograr en ocho horas de juego el domingo.

La sudcoreana ganó el Campeonato de Williamsburg al igualar el par en el noveno hoyo, en el desempate entre dos jugadoras más largo en la historia de la LPGA.

El desempate había sido suspendido el domingo por falta de luz luego de ocho hoyos y el lunes bastó un hoyo para definirlo.

El primer putt de Paula Creamer en el sexto hoyo, de par cuatro, quedó a unos 15 metros del hoyo y el segundo bordeó el hueco y siguió de largo.

Shin, por su parte, dejó la bola a un metro en su primer putt y desde allí selló la victoria.

"Estábamos sedientas de una victoria", comentó Shin, quien, al igual que Creamer, buscaba su primer triunfo en este circuito desde el 2010.

"No lo puedo creer, porque me hice una operación en la mano en junio y después no jugué por dos meses", agregó. "Llegó muy pronto esta victoria".

La sudcoreana, de 24 años y quien estuvo primera en el ránking de la LPGA durante 16 semanas en el 2010, forzó el desempate al apuntarse 69 el domingo, mientras que Creamer necesitó 71.