El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se reunirá hoy en el Palacio de la Moncloa con el primer ministro finlandés, Jyrki Katainen, uno de los líderes de la zona euro más reticentes a prestar ayuda financiera a los países del sur de Europa.

Rajoy recibe a Katainen justo después de que el Banco Central Europeo anunciara su plan de compra de deuda de países con problemas en el mercado secundario siempre que éstos soliciten ayuda al fondo de rescate temporal (FEEF) o permanente (MEDE), algo que el Gobierno aún no ha decidido.

El Ejecutivo es consciente de que uno de los países que más inconvenientes puede plantear a una eventual ayuda a los países con problemas financieros es Finlandia, por lo que Rajoy, al igual que hizo con la canciller alemana, Angela Merkel, trasladará a Katainen el compromiso inequívoco de España con la reducción del déficit y las reformas.

Pese a su posición de dureza, Katainen ha elogiado en público las reformas puestas en marcha en España y ha calificado de "injustos" los altos intereses que paga el país para financiarse.

Finlandia es el único país de la eurozona que mantiene la máxima calificación crediticia -la triple A- con perspectiva estable, y teme que la puesta en marcha del fondo de rescate permanente pueda perjudicarle.

Hasta ahora ha condicionado sus aportaciones a las ayudas europeas a garantías específicas y así lo hizo antes de participar en la línea destinada a la banca española, una decisión que tuvo que ratificar el Parlamento finlandés.