La temporada del bikini habrá terminado, pero este no es momento de dejar de cuidarse el físico.

Muchos de los estilos en las pasarelas de la Semana de la Moda de Nueva York muestran aquí y allá un poco de piel, con estómagos al descubierto, espaldas escotadas y cuellos ojo de cerradura.

Las siluetas para la primavera de 2013 no son necesariamente entalladas pero tampoco totalmente holgadas.

"Nos hemos alejado mucho de la sexualidad manifiesta, pero la verdad es que el sexo vende. En algún momento el comprador quiere lucir sexy", dijo Hal Rubenstein, director de moda de la revista InStyle. "Una transparencia en el hombre o un poco de piel al descubierto en el torso es insinuante sin ser revelador".

Victoria Beckham y DKNY continuaron con la tendencia de tops tipo brasiere, mientras que muchos de los atuendos de Alexander Wang parecían mantenerse en su lugar con hilo de pescar. La Semana de la Moda de Nueva York continúa hasta el jueves antes que los diseñadores lleven sus colecciones a Londres, Milán y París.