El general de aviación Miguel Christ, quien en junio pasado denunció una presunta injerencia en los asuntos internos de Paraguay del canciller venezolano Nicolás Maduro, fue designado el lunes jefe de las fuerzas militares.

El nuevo comandante reemplazó al general Benicio Melgarejo, nombrado en el cargo por el entonces mandatario Fernando Lugo en 2010 tras desempeñarse como su ayudante militar en el palacio de Gobierno.

El traspaso de mando fue ordenado por el actual presidente Federico Franco, quien el 22 de junio asumió el poder luego de la destitución de Lugo en un juicio político realizado por el Senado por mal desempeño en sus funciones.

"Mi relevo y pase a retiro son un asunto de rutina porque ya cumplí treinta años de servicio, tal como establece la ley. Además, el general Christ es mi reemplazante natural de acuerdo con el sistema de antigüedad", dijo Melgarejo en conferencia de prensa.

Negó que su cambio obedezca a la crisis política que terminó con el desalojo del poder de Lugo "porque en esos días estuve en Taiwán, en visita oficial".

Crist, por su lado, comentó que "continuaré la línea de institucionalidad de las fuerzas militares, subordinado al poder civil".

En declaraciones ante la fiscalía, Christ aseguró que el 21 de junio, un día antes del juicio político a Lugo, Maduro se reunió en el palacio de Gobierno, en Asunción, con los jefes de la aviación, armada y ejército, advirtiéndoles que "si Lugo es destituido, Paraguay recibirá sanciones internacionales".

La fiscalía, hasta el momento, no determinó aún si las expresiones de Maduro fueron sólo un comentario o una intromisión en los asuntos internos de Paraguay.

El funcionario venezolano había llegado a la capital paraguaya la noche antes junto con otros ocho cancilleres de países miembros de Unasur para apoyar a Lugo.