La policía desarticuló a una banda centroamericana que se dedicaba a traficar drogas de Costa Rica hasta Guatemala, haciendo pasar los paquetes en los interiores de muebles que trasladaban como mercadería de exportación entre esas naciones, informó el gobierno el lunes.

La jefa de la Dirección de Auxilio Judicial, comisionada general Glenda Zavala, dijo a la prensa que la captura se produjo durante dos operativos que se realizaron el fin de semana en los departamentos norteños de Estelí y Madriz, y que entre los bienes incautados a los miembros de la banda había drogas, armas y casi 300.000 dólares en efectivo.

"Lo que hacia esta célula era pasar la droga oculta en el interior de muebles tapizados desde Puerto Limón, Costa Rica, con destino a Honduras y El Salvador, pasando por el puesto fronterizo de Peñas Blancas hasta llegar a la ciudad de Estelí , donde era recibida en tres lugares distintos", explicó Zavala.

Entre los bienes y la droga ocupada en los allanamientos que hizo la Policía en el operativo, se reportan 25 paquetes rectangulares de cocaína con un peso total de 27 kilos, según la jefa policial.

Zavala informó que de las seis personas capturadas en el operativo, cuatro son nicaragüenses, uno es salvadoreño de nombre Roger Iglesias Orellana y un hondureño de nombre José Raúl Toscano Medina. Zavala dijo que seis miembros de la célula se encuentran prófugos, entre ellos Iglesia Orellana y Javier Alfaro.

La jefa policial indicó que los capturados serán remitidos a la Fiscalía General de la República, para que sean acusados por narcotráfico, lavado de dinero y crimen organizado. Zavala dijo que en lo que va del año han desarticulada 13 bandas ligadas a estos tipos de ilícitos.