La afición lo aclama, por más que alguno le grite "Cristiano" para alterarlo. Un jugador afirma que no hay que volverse loco por su presencia. El técnico asegura que Perú está en condiciones de contenerlo.

Lionel Messi acapara toda la atención en la víspera del choque del martes entre argentinos y peruanos por las eliminatorias de la Copa Mundial del 2014.

Los peruanos están entonados por su victoria del viernes por 2-1 sobre Venezuela. Pero los números hablan y la realidad es que suman apenas seis unidades de 18 posibles, contra las 13 de Argentina, que encabeza la tabla.

Argentina procurará mantener el rendimiento del viernes pasado, en que venció 3-1 a Paraguay para trepar el primer lugar de la eliminatoria.

Unas mil personas acudieron al aeropuerto para ver a Messi el domingo por la noche, cuando llegó la selección argentina. Abundaron los murmullos de admiración, algunas silbatinas, e incluso voces burlonas que lo llamaban "Cristiano", en alusión al portugués Cristiano Ronaldo, con quien el argentino mantiene una gran rivalidad futbolística.

El volante Carlos Lobatón instó a sus colegas y a la hinchada a "no volverse locos" por la presencia de Messi.

"Debemos tener paciencia, que no nos gane la ansiedad ni volvernos locos porque Messi está en la cancha. Somos 11 contra 11", expresó.

El técnico Sergio Markarián, por su parte, dio a entender que le hará marca personal a Messi.

"Todos pretenden marcarlo en zona y el chico los baila", expresó en conferencia de prensa el lunes. "Tengo el hombre adecuado para sacarle la pelota (a Messi) sin hacerle falta", agregó en tono enigmático y sin dar nombres.

"Messi viene a ganarnos y no a regalarnos un buen espectáculo. Hay que tratarlo como es, como un tipo que viene a sacarnos lo que queremos para nosotros", expresó el estratega uruguayo. "Hay que tratarlo como si fuera cualquier otro futbolista, con el respeto adicional que se merece de ser el mejor del mundo", agregó.

"Perú está en condiciones de jugar competitivamente con Argentina", aseguró.

La prensa deportiva recuerda que la última vez que Perú se enfrentó a Argentina en Lima le empató 1-1 en los minutos finales. En esa oportunidad, el defensor Carlos Zambrano fue el encargado de ser la sombra de Messi en el campo. Zambrano será de la partida el martes.

El capitán de la selección peruana, Claudio Pizarro, sostuvo que "el grupo está comprometido con sacar el partido adelante".

"Dejaremos en claro que la casa se respeta", afirmó.

Messi, quien ha tenido una relación difícil con su selección porque no rendía como lo hacía en el Barcelona, parece estar dejando atrás esos fantasmas. El ariete lleva 11 goles desde que el técnico Alejandro Sabella reemplazó a Sergio Batista. Y suma 28 en total con la casaca albiceleste, lo que lo ubica cuarto en la tabla histórica, a seis del tercero Diego Maradona, que tiene 34.

"Lionel te da algo que ningún otro equipo tiene", comentó el volante Fernando Gago.

Messi parece haber encontrado acompañantes ideales en Angel Di María, Gonzalo Higuaín y Sergio Agüero, quien está lesionado.

Markarián dijo que esperará hasta el último momento por el delantero Paolo Guerrero, quien se resintió ante Venezuela de una lesión en un pie. El jugador del Corinthians viene participando normalmente de los entrenamientos.

El partido se jugará en el Estadio Nacional desde las 20:25 (01:25GMT).

Probables alineaciones:

PERU: Raúl Fernández, Luís Advíncula, Carlos Zambrano, Alberto Rodríguez, Yoshimar Yotún, Luis Ramírez, Carlos Lobatón, Rinaldo Cruzado, Juan Vargas, Claudio Pizarro, Jefferson Farfán.

ARGENTINA: Sergio Romero, Pablo Zabaleta, Federico Fernández, Ezequiel Garay, Marcos Rojo, Fernando Gago, Javier Mascherano, Angel Di María, Lionel Messi, Ezequiél Lavezzi, Gonzalo Higuaín.

Arbitro: Wilmar Roldán (Colombia)