Un preso que se encontraba detenido en la cárcel estadounidense de la base militar de Guantánamo (Cuba), cuya identidad no ha sido revelada, murió el pasado sábado, según informó hoy el Comando Sur de EE.UU., ubicado en Miami.

En un comunicado detalló que, durante un control rutinario, los vigilantes de la citada base encontraron a uno de los reclusos en su celda "inconsciente" y sin señales vitales.

"Los guardias le prestaron de inmediato primeros auxilios (al prisionero) y solicitaron asistencia médica", explicó el Comando Sur. El preso fue rápidamente trasladado al Hospital Naval de Guantánamo, donde intentaron reanimarlo pero no pudieron salvarlo.

Los forenses militares le practicarán la autopsia para determinar las causas de su muerte y luego sus restos serán preparados para su posterior repatriación a su país de origen, que tampoco fue divulgado por este organismo miliar.

El Servicio de Investigación Naval de Crímenes ha iniciado una investigación de los hechos para determinar la causa de la muerte del reo y las circunstancias que la rodean.

Diez años después de que abriera sus puertas, en esta prisión han muerto al menos nueve personas y unas 170 continúan allí confinadas, después de haber sido capturadas en diferentes puntos del planeta desde que EE.UU. comenzó su guerra global contra el terrorismo a raíz de los ataques del 11 de septiembre de 2001, del que mañana se cumplen once años.

El cierre de Guantánamo fue la primera promesa de Barack Obama a su llegada a la Casa Blanca en enero de 2009, aunque la prisión sigue abierta a falta de menos de dos meses para los comicios en los que el presidente busca su reelección.

Apenas dos días después de su investidura, Obama aseguró que la prisión quedaría cerrada en el plazo de un año.