La cantante española Martirio y el músico cubano José María Vitier desembarcaron en Colombia para presentar su disco "El aire que te rodea", una fusión "real" de música y clásicos de la poesía iberoamericana que es "pan para el alma".

Así lo definió hoy la artista de la eterna peineta en la que junto con Vitier, en una entrevista con Efe, declararon su intención de conmover al público que asista a su concierto de mañana en Bogotá y del miércoles en Medellín.

"Creo que en un mundo inhóspito como en el que estamos viviendo, en muchos casos la casa común puede ser la poesía y la música", dijo Martirio con la firmeza de quien encuentra la solución a un problema.

Este será el primer contacto directo del público colombiano con el álbum, grabado en La Habana y editado en 2011, reconoció Vitier, que lo calificó como un "disco de cabecera, como se dice de los libros, porque es literatura".

La tradición flamenca de Martirio, siempre permeable a ritmos como la bossa-nova o el jazz, se une al virtuoso piano de Vitier, que se encuentra igual de cómodo en esas lides que en las de la trova y el son cubano, y surge una "fusión que es verdad y viene del conocimiento, de la comunicación, de los viajes fructuosos".

Porque según Martirio, "la fusión es verdad", además de una categoría que inventó la industria. "Lo que pasa es que hay muchas cosas a las que le cuelgan la etiqueta de fusión y realmente no hay conocimiento de una música y de otra", argumentó.

"Yo creo que el concepto de fusión en el disco está relacionado con la forma en que estamos fusionados con poesía de los siglos aunque yo creo que el mensaje poético de este disco no es un referente del pasado, sino un referente del futuro", consideró Vitier.

El reto del cubano era ponerle melodía a los versos de Federico García Lorca, Gabriela Mistral y Calderón de la Barca, entre otros, lo que admite que tampoco le costó por la "influencia de la poesía" de sus padres, los autores cubanos Cintio Vitier y Fina García Marruz, también presente en el disco.

El truco fue tener claro que "todos los grandes poetas a su vez fueron grandes artistas populares, como fue Lope de Vega, como fue Lorca", por lo que según Vitier "la sensibilidad de la canción, tal como la vemos en el siglo XXI, tiene mucho que dialogar con esta poesía".

"Esa certeza es la que nos mantiene con esa bandera en alto en tiempos que no parecerían los más apropiados para este tipo de mensaje; pero yo creo que ningún tiempo fue más necesitado que éste", consideró Vitier.

El pianista cubano y compositor de las bandas sonoras de películas como "Fresa y Chocolate" (1993) y "Cosas que dejé en La Habana" (1997) reconoció que el amor y el desamor son los grandes temas del disco.

Martirio, con sus gafas negras y blandiendo el abanico de encaje, recitó el más profundo de los versos de desamor del disco: el del tema "Sólo el amor", compuesto por la madre de su amigo.

"'Cuando te llamo, no vienes. Cuando me llamas, no voy. Para que a nuestro encuentro vaya sólo el amor'. Se te ponen los pelos de punta", dijo emocionada la artista.

Aunque por separado tienen "afortunadamente muchos proyectos", ambos desearon hacer una segunda parte de "El aire que te rodea", esta vez con los poemas que se quedaron fuera y con un guiño a la poesía contemporánea.