El Secretario General de la OEA, José Miguel Insulza, lamentó hoy la decisión de Venezuela de denunciar, mediante una nota oficial, la Convención Americana sobre Derechos Humanos (CADH), un instrumento jurídico "que ampara la defensa de los derechos humanos en el continente".

En un comunicado emitido por la Organización de Estados Americanos (OEA), Insulza dijo que Venezuela le comunicó, mediante una nota oficial, que denuncia la CADH.

Insulza manifestó su esperanza de que, en el plazo del año que se requiere para que la decisión se haga efectiva -según lo estipula el artículo 78 de dicha Convención-, el Gobierno de Venezuela "pueda reconsiderar su decisión".

Según Insulza, la CADH es "uno de los pilares de la normativa legal que ampara la defensa de los derechos humanos en el continente".

La Convención, que Venezuela suscribió en noviembre 1969 y ratificó en 1977, señala que la "denuncia no tendrá por efecto desligar al Estado parte interesado de las obligaciones (...) en lo que concierne a todo hecho que, pudiendo constituir una violación de esas obligaciones, haya sido cumplido por él anteriormente a la fecha en la cual la denuncia produce efecto".

El pasado 1 de agosto, el canciller venezolano, Nicolás Maduro, había adelantado que su país denunciaría la Convención Americana para concretar su retiro de la Comisión y de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, pero en esa ocasión también aclaró que la carta fundacional de la OEA es otra cosa distinta.