La disidente cubana Marta Beatriz Roque inició hoy en La Habana una huelga de hambre junto con otros doce opositores en distintas localidades del país, para reclamar que se ponga fin a los supuestos excesos cometidos por las autoridades en los últimos meses.

Roque, de 67 años, quien milita en la oposición desde 1989, y que estuvo presa durante un total de cinco años en dos periodos distintos, anunció que mantendrá la protesta "hasta las últimas consecuencias" y advirtió de que su vida podría correr peligro a causa de su padecimiento crónico de diabetes.

La opositora dijo a periodistas que se negará a recibir cualquier tipo de medicación y que solo ingerirá agua lo que según recalcó en la práctica podría "acelerar una hipoglicemia y ocasionarle la muerte en 48 horas".

Marta Beatriz Roque, del Grupo de los 75, fue excarcelada en 2004 con licencia extra-penal por motivos de salud.