George Michael se convirtió en el primer astro pop que se presenta en la Opera Garnier de París, un foro conocido por albergar música clásica y ópera.

El cantante británico dio el concierto el domingo por la noche como parte de su gira "Symphonica Tour", a beneficio de la organización francesa contra el VIH/sida Sidaction. Numerosas celebridades acudieron a verlo, incluida la estrella franco-argentina de "The Artist" Bérénice Bejo, el diseñador de modas Jean Paul Gaultier y Dolores Chaplin, la nieta actriz de Charlie Chaplin.

Tras el concierto hubo una cena de gala igualmente abarrotada de estrellas en la que se esperaba recaudar cientos de miles de euros para la causa.