Los dos periodistas suecos condenados en 2011 a once años de cárcel por apoyar actividades terroristas y entrada ilegal en Etiopía serán puestos en libertad, informó hoy el Gobierno etíope.

El fotógrafo Johan Persson y el reportero Martin Schibbye han recibido el perdón de las autoridades en vísperas del Año Nuevo etíope, que empieza mañana y suele ser una ocasión en la que el Gobierno decide perdonar a presos políticos y de otro tipo.

"Los dos periodistas suecos serán liberados en 24 horas y se espera que abandonen el país de forma inmediata", dijo hoy a los periodistas en Adis Abeba el ministro etíope de Justicia, Berhan Hailu.

Persson y Schibbye serán puestos en libertad mañana, cuando empieza el año 2005 en este país (que se guía por el calendario copto egipcio), como parte de una amnistía masiva otorgada a cerca de 2.000 presos.

Varios informadores etíopes que están recluidos en la misma prisión que albergaba a los escandinavos han corrido peor suerte y no han conseguido el perdón de las autoridades.

Los periodistas suecos fueron arrestados en julio de 2011 en Ogadén (sudeste de Etiopía), durante un enfrentamiento entre fuerzas etíopes y el Frente de Liberación Nacional de Ogadén (FLNO), grupo etíope de etnia somalí que lucha por la secesión de esa región.

El pasado diciembre, un tribunal etíope sentenció a los dos suecos a 11 años de prisión tras declararles culpables de apoyar actividades terroristas y de entrar en Etiopía de forma ilegal, aunque ellos negaron los cargos de terrorismo.

El juicio contra los reporteros suecos se convirtió en una batalla por la libertad de prensa en Etiopía.

En una carta enviada a la ONU, la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) llegó a acusar a Etiopía de utilizar sus leyes antiterroristas para menoscabar la libertad de expresión y de prensa.