El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, insistió hoy en que está "estudiando la situación" y que no pedirá la ayuda europea hasta conocer en qué condiciones se otorgaría.

En la primera entrevista que concede a la estatal Televisión Española desde que llegó al poder hace nueve meses, el mandatario y líder del conservador Partido Popular (PP) aseguró que "estamos estudiando si nos conviene o no" pedir la ayuda y "si la necesitamos o no".

"En estos momentos el Banco Central Europeo ha tomado una decisión muy importante y el Gobierno tiene que estudiarlo", afirmó, acerca del anuncio de que el BCE comprará deuda de los países en dificultades en los mercados secundarios.

Pero agregó que las condiciones de la ayuda no las pone el BCE sino la UE y aseguró que no le gustaría y no podría aceptar que le impusieran las políticas concretas en las que tiene que reducir el gasto.

Rajoy rehusó referirse a las "líneas rojas" que el Ejecutivo no traspasaría al pactar la condiciones de una petición de ayuda al fondo de rescate europeo a insistió en que hay que ser prudente antes de tomar una decisión.

El presidente del Gobierno negó hoy que esté negociando una rebaja en las prestaciones por jubilación.

Pero -subrayó- lo importante es cumplir con el objetivo de déficit público del 6,3 % del PIB comprometido para este año.