El presidente del Banco Mundial (BM), Jim Yong Kim, sostuvo hoy una "fructífera" reunión con el mandatario francés, François Hollande, en la que discutieron sobre la situación en el continente africano, Oriente Medio y el alza de los precios de los alimentos.

Kim, en su primera visita a Francia desde que fue nombrado presidente del BM en junio pasado, destacó "la estrecha colaboración entre ambas partes especialmente en el trabajo sobre el terreno en el África subsahariana, el norte de África y Oriente Medio para conseguir resultados reales".

"Nuestra cooperación es fuerte debido a nuestros objetivos comunes de lucha contra la pobreza e impulso de la prosperidad, así como el desarrollo sostenible y el crecimiento inclusivo", indicó Kim en una nota de prensa tras el encuentro.

El presidente del BM, estadounidense de origen coreano, se desplazó a París tras completar su primer viaje al frente del organismo internacional en el que visitó Costa de Marfil y Sudáfrica la pasada semana.

"Hablamos de las oportunidades que representa África, y cómo puede aumentar el potencial a través de una mayor integración regional", afirmó Kim.

Asimismo, destacó el apoyo recibido por Francia para reformar el organismo internacional en la búsqueda de "resultados analizables, asegurando nuestra responsabilidad con nuestros socios y aumentando la transparencia".

Por último, Kim destacó la "compartida preocupación por los altos y volátiles precios de los alimentos, y la necesidad de aumentar la inversión para elevar la productividad agrícola" para "alcanzar el objetivo de alimentar a 9.000 millones de personas en 2050".

En su último informe sobre los precios mundiales de los alimentos, el BM alertó sobre la subida de un 10 % en julio, impulsados por el maíz y la soja, debido a las sequías y altas temperaturas en EE.UU. y Europa Oriental.