El nuevo mediador internacional para Siria, el argelino Lajdar Brahimi, tiene previsto iniciar hoy en El Cairo consultas con las autoridades egipcias y la Liga Árabe para buscar una solución al conflicto sirio.

Brahimi, que llegó ayer a la capital egipcia, tiene programado reunirse hoy con el presidente egipcio, Mohamed Mursi, y el ministro de Asuntos Exteriores, Mohamed Amr.

También se espera que el mediador se entreviste con el secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi.

Según fuentes de esta organización, Al Arabi entregará a Brahimi una copia con trece resoluciones que el Consejo de Ministros de Asuntos Exteriores y el grupo de contacto árabe -formado por Egipto, Sudán, Omán, Argelia y Catar- han emitido en relación a la crisis siria.

Ayer, el portavoz de Brahimi, Ahmed Fauzi, adelantó que durante su visita el enviado especial de la ONU y de la Liga Árabe verá a personalidades de la oposición siria en El Cairo para tratar la evolución del conflicto.

Fauzi agregó que en los próximos días se decidirá una fecha para el viaje de Brahimi a Siria, en la que será su primera visita al país desde que asumió oficialmente el cargo.

La semana pasada, el asesor de Brahimi, Naser al Qudua, anunció que el mediador viajaría a Siria tras su estancia en Egipto, sin ofrecer fechas.

En un principio, se esperaba que el mediador iniciara su visita a El Cairo ayer, pero fue aplazada por el retraso en su llegada.

El jueves pasado, el secretario general de la Liga Árabe solicitó que se dé tiempo al nuevo mediador para desempeñar su misión.

Brahimi, de 78 años y con una dilatada experiencia, asumió oficialmente el 1 de septiembre su nueva responsabilidad, en sustitución de Kofi Annan, quien renunció a comienzos de agosto tras denunciar la falta de voluntad para solucionar el conflicto tanto entre las partes, como en el seno de la comunidad internacional.