El crédito al consumo en EE.UU. descendió en julio por primera vez en 11 meses, en 3.280 millones de dólares, un 1,5 %, de acuerdo con los datos revelados hoy por la Reserva Federal (Fed).

Se trata de la primera caída en casi un año del crédito al consumo en EE.UU. y sorprende a los analistas que habían pronosticado una expansión cercana a 7.000 millones de dólares.

La caída vino impulsada por la bajada del 6,8 % en el gasto a través de las tarjetas de crédito respecto al mes de junio y por la ralentización de los créditos estudiantiles, que apenas crecieron un 1 % en julio frente al 9,8 % de junio.

Asimismo, la Fed revisó al alza la cifra de junio del crédito al consumo en EE.UU. hasta los 11.800 millones de dólares, un 5,3 %, frente al 3 % anunciado primeramente.

De este modo, el crédito al consumo anualizado se situó en 2,7 billones de dólares en julio.

El dato viene a confirmar la senda de ralentización de los últimos indicadores económicos en EE.UU. donde la pasada semana se conoció que la economía solo había generado 96.000 empleos en agosto.

Aunque el dato del crédito al consumo no incluye el sector hipotecario, es analizado de cerca por parte de los economistas ya que ilustra acerca del comportamiento de los consumidores, cuyo gasto general representa cerca del 70 % de la economía de EE.UU. EFE