La Policía de Nicaragua informó hoy que detuvo a seis integrantes de una presunta célula del narcotráfico internacional, que estaba activa en el país y trasegaba drogas por Centroamérica.

La jefa de la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía Nacional, Glenda Zavala, dijo en rueda de prensa que entre el sábado y este lunes capturaron a cuatro nicaragüenses, un salvadoreño y un hondureño, y le decomisaron 27,2 kilos de cocaína y 286.120 dólares.

La presunta célula del narcotráfico internacional estaba integrada, además, por costarricenses, añadió.

Los detenidos son el hondureño José Raúl Toscano Medina, el salvadoreño René García Lobo, y los nicaragüenses Mauricio Agustín Hernández Mairena, Rosalina Hernández González y los hermanos Óscar Felipe Zelaya Flores y Milton Vladimir Zelaya Flores, precisó.

Los detenidos "se dedicaban al tráfico de drogas, en la modalidad internacional, con origen en el puerto Limón, de Costa Rica, y con destino a Honduras y El Salvador", explicó.

A Nicaragua ingresaban por el puesto fronterizo de Peñas Blancas y guardaban la droga en la provincia de Estelí (norte) para luego trasladarla a Honduras y El Salvador, indicó.

Entre las evidencias decomisadas al grupo, la jefa policial mencionó 27,2 kilos de cocaína, 286.120 dólares, cinco inmuebles, una pistola, cinco vehículos livianos, cinco motocicletas y un cuadraciclo.

Las autoridades investigan como sospechosos de integrar esa banda y aún sin detener al salvadoreño Jaime Espinosa, al costarricense Jader Alfaro y a los nicaragüenses Jacobo Elías Flores Casco y a su esposa Anabell Úbeda Rugama, señaló Zavala.

También a los salvadoreños-nicaragüenses Armando Iglesias Orellana y Danni Iglesias Orellana.

Las autoridades analizan bajo qué cargos serán procesados los seis centroamericanos detenidos.