La energía eléctrica fue restaurada para millones de cubanos el lunes luego de un gigantesco apagón que dejó a casi toda la isla a oscuras durante horas.

La Unión Eléctrica de la isla advirtió de posibles cortes en el servicio eléctrico el lunes en "el horario pico en la zona occidental", en un comunicado leído en el noticiero de la televisión.

La empresa estatal aseguró que el martes serán restablecidas "las condiciones de generación del sistema eléctrico nacional".

En la información no se ofrecieron detalles de las razones del apagón del domingo en la noche, que seguía siendo investigado.

El servicio eléctrico se vio afectado parcialmente en las provincias de Camagüey, Sancti Spíritus y Ciego de Avila, las tres a entre 500 y 300 kilómetros al este de la capital, según el comunicado.

El apagón fue total las provincias desde Villa Clara, a 270 kilómetros al este de La Habana, hasta Pinar del Río, 150 kilómetros al oeste de la capital, precisó la nota.

Un comunicado en el diario oficial Granma mencionó "una interrupción en una línea de transmisión" entre Ciego de Avila y Santa Clara ocasionó las afectaciones en el servicio y añadió que "en estos momentos se trabaja para normalizar la operación del Sistema Eléctrico Nacional".

El apagón afectó una vasta área, incluyendo la capital, con unos 2 millones de habitantes, y el popular balneario de Varadero, silenciando ventiladores y acondicionadores de aire en medio de un fuerte calor tropical.

En La Habana y Pinar del Río algunas personas no tuvieron luz por cinco horas y en la mañana de este lunes el servicio parecía restaurado.

Los grandes apagones eran comunes en Cuba a mediados de la década de 1990 pero se superaron paulatinamente y de nuevo se produjo una crisis hace una década, cuando la isla atravesaba una crisis energética.

Los cortes de energía aislados todavía son comunes en la ciudad, pero los apagones generales son inusuales.