Al menos 32 personas han muerto y dos continúan desaparecidas tras las intensas lluvias y avalanchas que han destruido o dañado miles de viviendas en las provincias centrales y norte de Vietnam, informó hoy la agencia gubernamental para los desastres.

El mayor número de muertos lo causó una avalancha de tierra ocurrida el viernes en una mina carbonífera en la comunidad de Lan Pan Tan, en Yen Bai, donde los equipos de rescate desenterraron 16 cadáveres, y cerró la lista un herido que falleció en el hospital.

Las restantes 15 víctimas mortales se produjeron en su mayoría por ahogamientos en varias provincias del centro de Vietnam, indica en un comunicado el Comité para el Control de Tormentas e Inundaciones vietnamita.

Las riadas y los corrimientos de tierra han destruido 183 casas, mientras más de 10.000 hogares permanecen anegados y unas 45.000 hectáreas de cultivo han quedado devastadas.

Según datos del diario digital "Tuoi Tre", el daño total de la catástrofe en Vietnam se elevaba a más 413.000 millones de dong (19,8 millones de dólares o 15,4 millones de euros).

La semana pasada, siete personas murieron y otras cuatro desaparecieron después de que una riada atravesó una aldea en una zona montañosa del norte de Vietnam.

Dos semanas antes, 27 vietnamitas fallecieron como consecuencia del paso del tifón "Kai-Tak" por la región septentrional del país.

Cientos de personas mueren todos los años en los aguaceros, tormentas tropicales y tifones típicos de la estación lluviosa en el Sudeste Asiático.