El partido de gobierno en Sri Lanka derrotó al principal partido de la minoría tamil en unos comicios provinciales el sábado considerados una prueba de si los tamiles aún desean autonomía o están satisfechos con programas de desarrollo lanzados por el gobierno en una región devastada por décadas de guerra civil.

La alianza del presidente Mahinda Rajapaksa ganó 14 escaños en el Concejo de la Provincia Oriental, mientras que la Alianza Tamil consiguió 11, dijo el domingo el departamento de elecciones.

Aunque no logró los suficientes escaños para formar un gobierno unipartidista, la alianza oficialista pudiera conseguir el respaldo de un partido musulmán, un socio centrista que se aseguró siete escaños, para lograr la mayoría en el consejo de 37 miembros.

La derrota asestó un duro golpe a la Alianza Tamil, que esperaba que un triunfo fuese visto como un mandato para un mayor reparto del poder en zonas de mayoría tamil. El partido tamil desea una forma de federalismo en el país, pero las negociaciones con el gobierno central se han estancado desde enero. El gobierno de mayoría cingalesa, en tanto, quiere mostrar que los tamiles están contentos con el desarrollo de posguerra.

Los políticos tamiles han dicho desde hace tiempo que la Provincia Oriental es parte de la patria tamil, junto con la Provincia del Norte. Sin embargo, a diferencia del norte, donde los tamiles son la abrumadora mayoría, el este tiene números casi iguales de los principales grupos étnicos del país — cingaleses, tamiles y musulmanes. Muchos tamiles se quejan de que los gobiernos desde la independencia de Gran Bretala en 1948 han auspiciado asentamientos de cingaleses con el objetivo de cambiar la demografía de la Provincia Oriental y debilitar los reclamos tamiles.

Los rebeldes tamiles pelearon una guerra civil durante un cuarto de siglo para crear un estado tamil independiente en el norte y el oriente. La guerra concluyó en mayo del 2009 cuando las fuerzas del gobierno vencieron a los rebeldes.

Dede entonces, el gobierno ha reconstruido numerosos caminos y puentes en la Provincia Oriental, conectándola mejor con el resto del país. Asimismo, ha iniciado un proyecto para un aeropuerto nacional y promueve el turismo a las playas de la provincia.