Mark Sánchez lanzó el domingo tres pases para anotación, incluidos dos al novato Stephen Hill, y los Jets de Nueva York hicieron que disminuyeran las preocupaciones sobre su ofensiva con una victoria 48-28 sobre los Bills de Buffalo.

Los Jets salpicaron su estrategia ofensiva con la participación de Tim Tebow, quien hizo poco. Tebow recuperó una patada corta tardía de Buffalo, y Jeremy Kerley tuvo una atrapada para touchdown y un regreso de patada para anotación.

Antonio Cromartie atrapó una de las tres intercepciones a Ryan Fitzpatrick y condujo el balón hasta la zona de anotación.

Fue la mayor cantidad de puntos anotada por los Jets en un partido de inicio de temporada. Esto de parte de un equipo que hizo a muchos preguntarse que esperar de ellos después de que la ofensiva de la formación titul no pudo registrar un touchdown en los tres primeros juegos de la pretemporada.

Mientras tanto, Mario Williams, la gran contratación de los Bills en el mercado de agentes libres, fue controlado todo el juego por la línea ofensiva de los Jets que protegió a Sánchez.