Los residentes de dos zonas de Nueva York limpiaban el domingo los escombros que dejaron dos presuntos tornados y que fueron parte de tormentas aparatosas que también privaron de electricidad a decenas de miles de personas en el estado de Washington e inundaron varias zonas de la Nueva Inglaterra.

Sin embargo, las tormentas no causaron heridos de consideración, pese a que un tornado barrió el sábado un barrio playero en Nueva York y un segundo de más fuerza tocó tierra poco después a unos 16 kilómetros (10 millas) del primero. Los residentes recibieron un aviso, pero aun así los meteoros tomaron a la gente por sorpresa.

"Mostraba videos de los tornados a mi hijo de cuatro años por teléfono y dos minutos después, tocó otro", dijo Peter Maloney, residente del barrio de Breezy Point. "Y como dicen siempre, metió el mismo ruido que un tren".

El frente tormentoso, parte de una cuña fría que cruzó la costa nororiental de Estados Unidos, abatió árboles y cables del tendido eléctrico, además de dañar algunas construcciones. Las rachas de viento llegaron a tener 112 kph (70 mph) en algunos lugares.

La gente reportó nubes en torbellino tipo tornado en el condado de Fairfax, Virginia, y en el de Prince George, en Maryland, pero los fenómenos no fueron confirmados, dijo el meteorólogo Andy Woodcock, del Servicio Nacional Meteorológico.

Una persona sufrió heridas leves al desplomarse parcialmente un escenario en el Festival de Jazz del condado de Arlington, Virginia, y seis personas fueron evacuadas de un edificio de apartamentos en Washington al ser alcanzado por un árbol.

Las autoridades del condado Fairfax dijeron que árboles arrancados por el viento cayeron sobre tres casas, se realizó un rescate en el río Potomac y cayeron decenas de cables del tendido eléctrico.

El domingo por la mañana unas 15.000 estaban sin electricidad en el norte de Virginia, según la empresa Dominion Virginia Power.

___

Tucker colaboró desde Washington. Los periodistas de The Associated Press David B. Caruso y Colleen Long en Nueva York, y Ed Donahue en Washington, colaboraron para este despacho.