Arian Foster anotó dos veces con acarreos, Matt Schaub conectó un pase de touchdown con Andre Johnson y la defensa de Houston neutralizó al novato Ryan Tannehill y a Miami para que los Texans derrotasen el domingo 30-10 a los Dolphins.

Tres de los pases de Tannehill fueron interceptados en un terrible lapso de seis minutos en la primera mitad.

Y fue así que los Texas pusieron en marcha la que esperan sea una temporada que les lleve al Super Bowl.

Schaub acumuló 266 yardas en su primer partido desde que se fracturó el pie derecho en la décima fecha la pasada temporada.

Los Dolphins apenas consiguieron un total de 275 yardas. Su solitario touchdown fue tras la devolución de un despeje, en el que Marcus Thigpen avanzó 72 yardas.