El presidente de la Corte Suprema de Justicia de Argentina, Ricardo Lorenzetti, aseguró que le parece "razonable" permitir el voto de los jóvenes de 16 y 17 años, tal y como pretende el proyecto de ley impulsado por el oficialismo, según difundieron hoy medios locales.

"Es razonable ir avanzando en la construcción de los derechos políticos de los jóvenes desde los 16 años", afirmó el titular del máximo tribunal de Argentina en declaraciones a radio América publicadas hoy por el diario bonaerense Tiempo Argentino.

"A los 13 años el adolescente ya tiene derechos, a los 16 años puede disponer de su cuerpo siempre que no cometa actos nocivos contra sí mismo y la idea es avanzar con una capacidad progresiva. Así ocurre con el Código Civil, aunque con el Código Penal el criterio es distinto", afirmó Lorenzetti.

El presidente de la Corte Suprema aclaró que la implementación de la norma "tiene que ser compatible con el resto de la legislación electoral".

La Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado argentino comenzó a debatir el pasado miércoles el proyecto de ley que contempla el voto optativo tanto de los jóvenes de 16 y 17 años, como de los extranjeros que tengan un mínimo de dos años de residencia permanente en el país.

El voto en este país suramericano es obligatorio para los argentinos mayores de 18 años y hasta los 70 años.

Para aprobar la reforma electoral se necesitan los votos afirmativos de dos tercios de los integrantes de ambas cámaras del Congreso.

Si prosperase, la iniciativa engrosaría el padrón electoral argentino, que en los últimos comicios fue de 28,6 millones de electores, en unos tres millones de personas.