El Gobierno del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, refrendó hoy la decisión de ascender a la categoría de "universidad" al centro de estudios superiores de la colonia de Ariel, en el territorio ocupado de Cisjordania.

"Es importante que haya otra universidad en Israel, es importante que haya una universidad en Ariel (..) para romper el monopolio y el cartelismo", dijo Netanyahu en la reunión semanal del gobierno israelí tras la votación.

Según un comunicado del primer ministro, "no es suficiente que Israel tenga únicamente siete universidades y que durante 40 años no se haya agregado ninguna nueva a la lista".

El ministro de Educación, Guideón Saar, manifestó ayer por televisión que "el gobierno ve una gran importancia nacional" en esta decisión, que ha generado una gran polémica con el Consejo de Educación Superior, el organismo que está autorizado a dar estos pasos.

En los últimos meses los representantes de las siete universidades reconocidas advirtieron de que la conversión del centro de Ariel en universidad perjudicaría a todo el sistema universitario, tanto por la limitación de los recursos económicos como por el hecho de que esté en territorio ocupado palestino.

El comité de rectores universitarios, que ve "innecesaria" una nueva universidad, sostuvo hace unos meses que "cualquier presupuesto adicional debe ser entregado a las universidades que ya existen, que sufren de falta de fondos".

Además, algunos profesores e investigadores de la izquierda pacifista avisaron de que la decisión podría generar un boicot académico contra los centros israelíes.

En 2009, por ejemplo, el Ministerio de Vivienda español expulsó a un equipo de la hasta hoy Academia de Ariel de la competición internacional de arquitectura sostenible "Solar Decatlón Madrid 2010", en la que había llegado a la final.

Lo hizo en aplicación de la política de la UE sobre los asentamientos judíos en Jerusalén Este y Cisjordania.

Netanyahu señaló hoy que "Ariel es parte integral e inseparable de Israel y así seguirá siendo en cualquier acuerdo de paz futuro", por lo que no ve obstáculo alguno a la decisión.

"La aprobación de la Universidad de Ariel es parte de una serie de medidas que estamos tomando para fortalecer la educación superior en Israel y expresa nuestra confianza en el nivel académico de Ariel", agrega el comunicado.

El Consejo de Educación Superior cree que la Academia de Ariel, que en los últimos años recibía el nombre de "centro universitario", es una estrategia política y contraria a los intereses educativos que dañará y rebajará el nivel de las otras ocho universidades de Israel.

La decisión de ascender de categoría al centro requería la aprobación del gobierno por estar en territorio ocupado, donde la soberanía la ejerce de forma temporal el Ejército israelí.