El dólar alcanzó hoy una nueva cotización récord respecto al rial iraní, al llegar a los 24.480 riales para la compra de una unidad de la moneda estadounidense en el mercado libre de Teherán, informó a Efe una fuente del sector.

Esta nueva caída del rial iraní, según expertos locales, podría deberse a la suspensión hace dos días de las relaciones con Teherán por parte de Canadá y a la posibilidad de que la Unión Europea apruebe nuevas sanciones a Irán por su programa nuclear.

De este modo, el dólar ha superado el doble de su cotización respecto al rial de hace nueve meses, pues en diciembre pasado en el mercado libre no alcanzaba los 12.000 riales.

Las casas de cambio de Teherán se vieron sorprendidas hoy por esta caída, de alrededor del 9 por ciento en 24 horas, lo que hizo que parte de ellas cerraran y, en las que permanecieron abiertas, se produjera una avalancha de clientes para vender y comprar divisas, según pudo comprobar Efe.

Según dijeron a Efe varias personas en una de estas casas de cambio, donde reinaban la confusión y las dudas, la mayoría querían comprar divisas, en especial dólares, al pensar que "el rial va a caer mucho más y pronto", pero algunos querían vender, pensando que "este precio es temporal y el dólar volverá a bajar".

También hoy, el vicepresidente de la Bolsa de Irán, Seyed Ali Hoseini, dijo que van a "establecer una bolsa de divisas" para negociar moneda extranjera bajo la supervisión del Banco Central.

En Irán existe un mercado libre legal, en el que los importadores de mercancías no consideradas esenciales, en este momento, han de comprar las divisas a un precio mucho mayor que el de la cotización oficial.

El gobernador del Banco Central, Mahmud Bahmani, dijo también hoy que se está produciendo un fraude por parte de empresarios que obtienen del Estado divisas al precio oficial para importar mercancías básicas, como los alimentos, y que luego las venden al precio de mercado libre.

Bahmani aseguró que, aunque Irán está en "situación de guerra económica con el mundo" debido a las sanciones internacionales, especialmente dirigidas al sector financiero y petrolero, debe seguir sus transacciones bancarias para importar las mercancías que precisa.

La caída del rial se produce después de otra registrada hace un mes, cuando la cotización del dólar alcanzó los 22.500 riales.

Entre los motivos de depreciación del rial, según comentaristas locales, está, además de las sanciones internacionales a Irán por su programa nuclear, las crecientes tensiones en la región causadas por el conflicto de Siria, de cuyo régimen Teherán es el principal aliado en Oriente Medio.

Pese al desplome del rial en el mercado libre, los bancos iraníes mantienen el cambio del dólar al precio oficial de 12.260 riales, que sirve para suministrar divisas a los importadores de bienes básicos.

Hasta el pasado diciembre, la diferencia de cambio entre el mercado oficial y el libre era pequeña, pero a partir de entonces se ha incrementado debido, entre otras cosas, a las reformas económicas del gobierno, que han propiciado una fuerte inflación.

En el presente año, muchos comerciantes iraníes se han visto con dificultades para obtener circulante en divisas fuertes debido a una reducción de remesas por las sanciones al sector petrolero y al sistema bancario iraní impuestas por la Unión Europea, Estados Unidos y otros países a Irán por su programa nuclear.