Las autoridades colombianas desarticularon una banda narcotraficante que operaba en la frontera con Venezuela y enviaban un promedio de media tonelada mensual de cocaína a Estados Unidos en lanchas rápidas, informaron hoy fuentes policiales.

El subdirector de la división Antinarcóticos de la Policía Nacional de Colombia, el coronel Eduardo Cárdenas Vélez, indicó a periodistas que en el operativo, preparado durante dos años, se contó con la colaboración de la Fiscalía y la Dirección Antidrogas Estadounidense (DEA, en inglés).

Las autoridades capturaron a "siete de los principales integrantes" de una banda que no fue identificada con ningún nombre concreto y que operaba en el departamento de Norte de Santander, en la frontera con Venezuela.

Según la fuente, se dedicaban a procesar el clorhidrato de cocaína en laboratorios propios, así como de su envío en lanchas rápidas a Estados Unidos.

El presunto jefe de la red, Nelson Helí Bohórquez, alias "El Enano", y Fabio Adolfo Flórez fueron detenidos en Cúcuta, capital de Norte de Santander.

En el municipio colombiano de El Zulia capturaron a Ilealdo Mejía Gómez y a Lino Miguel Bohórquez Salgado; y a Rafael Emiro Ricardo Bravo y Delvin Jesid Gelvez Barreo en el pueblo de Los Patios.

Al séptimo integrante, Ramón Gelvez Pérez, le capturaron en Aguachica, un municipio del vecino departamento del Cesar.

Además de las capturas, el operativo también permitió la incautación de 845 kilogramos de cocaína ya procesada, la destrucción de 11 laboratorios y el decomiso de 7.305 galones de productos químicos y 1.629 kilogramos de insumos sólidos para la fabricación del alcaloide, así como de un vehículo.

Aunque actuaban de forma independiente, la Policía Antinarcóticos afirma que pagaban a facciones de las bandas criminales "Los Rastrojos" y "Los Urabeños", consolidados en la zona, para que les garantizaran la seguridad de los laboratorios y el transporte de la droga hasta su comercialización.

"Los capturados fueron judicializados por los delitos de concierto para delinquir con fines de narcotráfico, en concurso homogéneo con tráfico, fabricación o porte de estupefacientes agravado y tráfico de sustancias para el procesamiento de narcóticos", dijo el coronel Cárdenas.

Asimismo, no descartó que, de acuerdo con las pruebas recopiladas, el Gobierno estadounidense pueda reclamar en extradición a los detenidos.