El candidato a la presidencia de la alianza opositora venezolana, Henrique Capriles, suspendió hoy un acto de campaña en una populosa parroquia del oeste de Caracas por supuestas amenazas de un grupo de afectos al Gobierno de Hugo Chávez, quien es aspirante a la reelección.

"Esta es la violencia organizada por parte de dirigentes del partido de gobierno", dijo a periodistas el jefe de campaña de la alianza opositora, Armando Briquet quien aseguró que tiene pruebas fotográficas y testimonios de la presunta acción de boicot que se planeaba contra el acto que tenía organizado Capriles.

Las denuncias del opositor se apoyan en el hecho de que un grupo de personas vestidas de rojo, color que identifica al chavismo, llegaron al lugar del acto y supuestamente mantuvieron una actitud violenta contra los seguidores de Capriles, aunque no se conoció de heridos o enfrentamientos.

Briquet informó que desde ayer su equipo maneja la información acerca de este supuesto sabotaje al acto proselitista y aseguró que las pruebas ya fueron entregadas a las fuerzas de seguridad del Estado al tiempo que felicitó a los funcionarios policiales que estaban en el lugar e impidieron enfrentamientos entre los bandos.

Asimismo, el jefe de campaña de Capriles pidió a Chávez que se "desmarque" de estos presuntos hechos de violencia que, aseguró, eran organizados "por parte de dirigentes del partido de gobierno".

Aún no se sabe si el acto que se realizaría en la populosa parroquia de La Pastora, en el oeste de Caracas, será incorporado en la agenda de Capriles en los próximos días, aunque Briquet aseguró que estas amenazas no transtornarán el itinerario del candidato ni lo harán "caer en provocaciones".

No es la primera vez que la alianza opositora realiza una denuncia de esta naturaleza pues en marzo pasado aseguró que "bandas del Gobierno" disolvieron a tiros una caminata de Capriles por el barrio de Cotiza, oeste de Caracas, con un resultado de al menos dos heridos leves.

En ese entonces, el ministro del Interior, Tareck el Aissami, dijo que los incidentes que se produjeron en Cotiza forman parte de una "agenda de show" opositora y se tratan de "una payasada más de la derecha".

Cerca de 19 millones de venezolanos están llamados a las elecciones del 7 de octubre para elegir al presidente que dirigirá Venezuela durante el periodo 2013-2019, cargo al que aspiran Chávez, Capriles y cinco candidatos independientes.