Al menos nueve personas murieron hoy y otras 25 resultaron heridas en tres atentados con bomba en el norte de Irak, informó a Efe una fuente de la policía.

El atentado más sangriento se produjo en Kirkuk, 250 kilómetros al norte de Bagdad, donde al menos ocho personas fallecieron y 22 resultaron heridas por la explosión de un coche bomba cerca de la entrada de un centro de reclutamiento de la policía en la zona de Qi Ono.

Además, la detonación de otros dos artefactos en la localidad de Tuz, 220 kilómetros al norte de la capital, ocasionó la muerte de un oficial de la policía y tres heridos.