La cifra de muertos por una explosión cerca de dos hospitales en la norteña ciudad siria de Alepo subió a 27, dijo el lunes la agencia estatal siria.

SANA dijo que los estallidos además hirieron a 64 personas.

La agencia, citando al gobernador de Alepo Mohammed Wahid Akkad, dijo que todos los muertos de las explosiones del domingo eran civiles.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, basado en Gran Bretaña, dijo que entre los muertos había miembros de las fuerzas armadas. Añadió que no estaba claro si había civiles.

El activista basado en Alepo Mohammed al-Hassan dijo vía Skype que uno de los hospitales, Al-Hayat, había sido convertido en sitio e tratamiento para soldados tras el inicio de los combates en la ciudad en julio.

La prensa estatal había reportado previamente que las explosiones habían matado a 17 personas y herido a 40.