La final de mujeres del Abierto de Estados Unidos fue pospuesta hasta el domingo debido a un pronóstico de lluvia en Nueva York.

El partido entre la estadounidense Serena Williams y la bielorrusa Victoria Azarenka estaba programado para el sábado por la noche, cuando el servicio nacional de meteorología pronostica un 80% de probabilidades de lluvia.

Las semifinales de hombres el sábado comenzaron con una hora de retraso debido a la lluvia.