La selección uruguaya recibió una "dolorosa" goleada a manos de Colombia en Barranquilla, donde "toda la preparación" y los 18 partidos invictos que llevaba el equipo celeste en competición oficial "se fueron al tacho" ante una innegable superioridad colombiana, dice hoy la prensa local.

"Colombia floreándose. El olé cayendo de la tribuna. Los jugadores celestes que no ven la pelota. El arquero figura excluyente. Casi ninguna jugada elaborada. Y una goleada dura, de esas de las que cuesta levantarse", apuntaba el diario El Observador de Montevideo.

El matutino, que destacó el gol madrugador de Radamel Falcao y el calor de la ciudad caribeña como elementos clave del partido, se lamentó sobre todo por la manera en la que Uruguay encajó los cuatro goles colombianos, "que hacía mucho no se veía: sin levante, sin respuesta", dejando tan solo "mucha preocupación para lo que viene".

Según el diario, Falcao fue "una pesadilla" que con sus acciones dejó claro "que Uruguay no tenía el plan para ir a buscar el partido".

El cronista de El Observador también apuntó que esta caída "en el infierno de Barranquilla" fue "la peor desde que Tabárez está al frente del equipo uruguayo", que jamás vio a los suyos "tan superados por un rival, como ocurrió en la tarde colombiana".

Para El País de Montevideo, Uruguay perdió por haber descuidado un detalle crucial en su meticulosa preparación, cuidar a Radamel Falcao, quien fue "protagonista gravitante y desequilibrante" del encuentro.

El gol del artillero del Atlético de Madrid descolocó a los celestes, que "sencillamente casi no tuvieron respuesta", pese a que Colombia "era flojón atrás".

El periódico resaltó que Uruguay "perdió, no feo, por lo del calor, que es real, cruel, innegable, pero sí por nocaut"

"Como en el 96. Como en el 2004. Como siempre, no a fuego lento, sino a fuego rápido", indicó.