Un importante conducto de agua en Alepo resultó dañado el sábado en un intenso combate, lo que dejó sin agua potable a varios barrios de la ciudad más grande de Siria.

El régimen del presidente Bashar Assad y los insurgentes que tratan de derrocarlo llevan semanas combatiendo por el control de Alepo, el principal centro de comercio del país.

Los insurgentes lograron una importante victoria el viernes por la noche cuando capturaron parte del cuartel de Hanano, uno de los mayores centros militares en la zona, dijeron los activistas.

El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos dijo que los insurgentes llegaron a los confines del acuartelamiento, donde residen más de 2.000 soldados, incluidos muchos llegados de otras partes del país.

Mohamed Said, activista de Alepo, dijo que los insurgentes liberaron a decenas de detenidos en el cuartel, cercano al centro de la ciudad.

Los insurgentes atacaron además el puesto de control que une Alepo con Turquía, país en el que se han refugiado muchos sirios a causa de la lucha. El Observatorio indicó que seis insurgentes murieron en el ataque.

El Observatorio y otro grupo activista llamado Comités Locales de Coordinación dijeron que hubo nuevos enfrentamientos en el barrio capitalino de Tadamon y que un helicóptero militar fue abatido.

La guerra civil de Siria sufrió un gran giro en agosto cuando las fuerzas de Assad usaron la aviación por primera vez para sofocar la revuelta. Varios aviones de guerra y helicópteros han sido abatidos las últimas semanas.

La lucha alcanzó a Alepo, que había gozado de una relativa calma la mayor parte de los 18 meses de revuelta. Aunque el ejército pudo sofocar la ofensiva desatada en Damasco en julio, no ha podido controlar la de Alepo, ubicada en el norte.

El gobierno sirio y la oposición se culparon mutuamente del daño a la tubería que abastece de agua el barrio central de Midan. Los Comités y los activistas de Alepo dijeron que la aviación siria alcanzó el tendido de agua con un misil.

El Observatorio indicó que el tubo resultó dañado durante un bombardeo mientras se libraban intensos combates en tierra, pero dijo que no está clara la causa precisa de los daños.

"El suministro de agua quedó interrumpido en varios barrios de la ciudad", señaló Said vía Skype. "Fue cortada la electricidad y ahora el agua. Esto aumentará el sufrimiento de la población".

El gobernador de Alepo, Mohamed Wahid Akkad, dijo que dos bombas de agua fueron saboteadas por "terroristas", denominación que usa el régimen para referirse a los insurgentes.

___

El periodista de The Associated Press Albert Aji contribuyó a este artículo desde Damasco.