El ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, y el titular finlandés de Asuntos Europeos, Alexander Stubb, exigen a los países en crisis de la zona del euro que no descuiden sus esfuerzos de reformas, en declaraciones publicadas hoy por dos diarios alemanes.

"Los mercados aun no están seguros de que la zona del euro aguante", señala Schäuble en declaraciones adelantadas por el dominical "Bild am Sonntag" en las que subraya que "la crisis de confianza del euro solo será superada si no cedemos con las reformas".

Schäuble advierte de que "sería un grave error malinterpretar la decisión del Banco Central Europeo (de comprar deuda soberana de los países en crisis) en el sentido de que se pueden abandonar los esfuerzos. Lo contrario es lo correcto".

Tras exigir que los países en crisis reduzcan sus déficit presupuestarios e incrementen su competitividad, señala que "nosotros debemos abordar con rapidez las necesarias reformas institucionales en la Unión Europea y la zona del euro".

Por su parte y en declaraciones hoy al rotativo "Süddeutsche Zeitung", el ministro finlandés de Asuntos Europeos, Alexander Stubb, comenta que no desea ser calificado de "duro. No, los demás son demasiado flojos y eso debe cambiar".

"Nosotros (los finlandeses) conseguimos con un programa de ahorro en los años 90 sacarnos solos de una profunda crisis y consideramos que estaría bien que otros países hagan lo mismo", subraya Stubb.

Asimismo recuerda que "hace 20 años la crisis bancaria regía en Finlandia; Suecia, Dinamarca y Holanda no eran mínimamente competitivas y Alemania era considerada la enferma de Europa".

"Ahora sucede al contrario y debemos ayudar al sur a sostenerse por sus propias piernas", declara Stubb, quien advierte también contra toda expresión de "arrogancia del norte" hacia los países necesitados del sur del continente europeo.