La lesión en la cadera del delantero colombiano del Udinese, Luis Fernando Muriel, es mucho más grave de lo que se había previsto y estará dos meses sin jugar, no diez días como había anunciado el club italiano.

Tras someterse a controles médicos en Barcelona y Londres, el jugador de 21 años escribió el sábado en su cuenta de Twitter que "estoy triste porque me dijeron que estaré al menos dos meses fuera de las canchas".

Por esta razón, el Udinese no le había permitido viajar a Colombia para jugar con su selección, que el viernes venció 4-0 a Uruguay por la eliminatoria sudamericana al Mundial de Brasil.

Su lesión había provocado un entredicho con la Federación de Fútbol de Colombia porque el Udinese no había enviado la documentación médica cuando anunció que Muriel no viajaría a su país.

El presidente del club italiano, Giampaolo Pozzo, había dicho que el problema no era tan grave y que el jugador estaría sólo diez días sin jugar.

Se prevé un nuevo pronunciamiento del Udinese tras la declaración de Muriel.