La deseada noticia llegó a la sede de los Saints de Nueva Orleans con la comunicación oficial por parte de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL), que las suspensiones impuestas a cuatro jugadores involucrados en el asunto de incentivos ilegales para dejar fuera de acción en el campo a rivales, habían sido retiradas.

La decisión tomada por la NFL con relación a las suspensiones de Jonathan Vilma y otros tres jugadores que pertenecieron a los Saints se dio después que un panel de apelación de tres miembros dicto a favor de los profesionales y la liga los reinstaló de inmediato.

El panel estableció que el comisionado de la NFL, Roger Goodell, no tenía jurisdicción para rechazar las apelaciones de los jugadores por sus castigos derivados de su participación en el programa de incentivos económicos que los Saints pagaban en efectivo por dar golpes que lesionaran a los profesionales rivales.

La determinación autoriza a Vilma, Will Smith, Scott Fujita y Anthony Hargrove para que puedan jugar este fin de semana con sus respectivos equipos cuando comience la nueva temporada de la NFL 2012-13.

"De acuerdo con la decisión del panel, el comisionado Goodell hará una determinación de urgencia de los castigos impuestos por violar las reglas de la liga de pago por desempeño e incentivos. Hasta que se tome tal determinación los cuatro jugadores están reinstalados en sus equipos y son elegibles para jugar a partir de este fin de semana", destacó el comunicado de la NFL.

Fuentes de la NFL confirmaron a la Agencia EFE que la nueva decisión que presente el comisionado Goodell se dará en la próximas semanas, por lo que los jugadores pueden participar sin problemas en los partidos del fin de semana.

El panel, que describió la decisión como "incómoda", explicó que desde su perspectiva, el supuesto programa de incentivos económicos era un acuerdo no revelado.

La decisión del panel sólo afecta a los jugadores, no así a los entrenadores suspendidos Gregg Williams, Sean Payton y Joe Vitt, todos de los Saints.

El panel no le quita autoridad a Goodell, pero le pidió aclaraciones de las razones por las que impuso los castigos, de acuerdo a fuentes de la liga.

"¡La victoria es mía!", escribió Vilma en su cuenta de Twitter este viernes por la tarde.

Smith también recurrió a la red social y escribió: "Gracias a todos los involucrados en el proceso de esta solución. Y todos los que nos apoyaron durante toda esta terrible experiencia".

Por su parte, el sindicato de jugadores de la NFl y los cuatro profesionales afectados por las suspensiones habían afirmado en demandas legales que Goodell abusó de su autoridad, y siguió un procedimiento inadecuado para castigar a los jugadores de forma unilateral.

De acuerdo a los investigadores de la NFL, el programa ilegal de los Saints, pagaba bonos indebidos en efectivo por bloqueos y derribos que lesionaran a los rivales.

Las demandas presentadas por los jugadores buscaban que los castigos impuestos por Goodell fueran retirados.

Todos los jugadores dentro de los Saints, que han apoyado la firmeza de sus compañeros ante lo que consideraban un castigo "injusto", recibieron con gran alegría la noticia.

De acuerdo a los Saints, a pesar de poder ya jugar por el levantamiento de la suspensión, Vilma no está todavía en su mejor condición física y no estará con el equipo al menos hasta dentro de tres semanas, tiempo que todavía necesita para recuperarse por completo de la lesión de rodilla.