Varios obuses disparados desde el lado sirio de la frontera cayeron hoy en territorio libanés, lo que causó daños materiales pero no personales, informaron hoy a Efe fuentes policiales.

Las fuentes explicaron que los proyectiles impactaron esta mañana en la localidad fronteriza cristiana de Menyez, ubicada en el extremo norte del Líbano y convertida últimamente en blanco de obuses sirios.

Según la Agencia Nacional de Noticias (ANN), un libanés resultó herido ayer por disparos desde Siria en la periferia de la localidad fronteriza de Al Nura, en la región de Akkar, en el norte del Líbano.

Estos tipos de incidentes, que en ocasiones han causado muertos, son frecuentes desde que comenzó la revuelta contra el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, en marzo del 2011.

La situación de seguridad en el Líbano se ha deteriorado en los últimos meses, en los que ha habido secuestros, ataques de las fuerzas sirias al otro lado de la frontera y enfrentamientos armados entre detractores y seguidores de Al Asad en las ciudades de Trípoli (norte) y Beirut.