El Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN) de El Salvador instaló hoy dos estaciones oceanográficas en el Pacífico para medir de forma permanente el tamaño de las olas y las corrientes marinas, y así prevenir desastres.

El MARN "ha instalado dos sistemas de medición de oleaje y corriente. Las informaciones que estos equipos den van a servir para reducir pérdidas de vidas humanas y daños en viviendas y negocios que se encuentren en la costa", dijo Francisco Gavidia, oceanógrafo del ministerio.

"Van a permitir mejorar el pronóstico (...) de amenazas de oleajes extremos, mareas extraordinarias, que inundan y dañan infraestructura que se encuentra en la costa", agregó, en declaraciones a la estatal Radio Nacional.

Una de las estaciones fue colocada a seis kilómetros del Puerto de La Unión, 183 kilómetros al sureste de San Salvador, y la otra dos kilómetros mar adentro del Puerto de Acajutla, en el departamento de Sonsonate (occidente), según un comunicado del MARN.

Indicó que los oceanógrafos se suman a los dos mareógrafos que están en esos puertos y que miden el nivel del mar.

Cada uno cuenta con un sensor que estará sumergido a una profundidad de 20 metros bajo el nivel del mar, los cuales estarán conectados por medio de un cable submarino a una boya en la superficie equipada con paneles solares y un transmisor especial que emitirá la información a tierra, precisó el documento.

Asimismo, indicó que El Salvador será el primer país latinoamericano con funcionamiento permanente de estas estaciones en el Pacífico, ya que en otros países de la región, como México, Costa Rica y Chile, utilizan equipos similares, pero por períodos cortos.