El presidente de Chile, Sebastián Piñera, invitó hoy a su homólogo ruso, Vladímir Putin, a visitar el país latinoamericano a finales de enero de 2013 con motivo de la cumbre entre América Latina y Europa, señalaron a Efe fuentes diplomáticas chilenas.

"Quisiera invitarle a participar en la cumbre entre América Latina y Europa que se celebrará en Santiago a finales de enero, cuando es verano en nuestro país", dijo Piñera a Putin durante la reunión entre ambos líderes en la cumbre del Foro de Cooperación de Asia Pacífico que se celebra en Vladivostok (Rusia oriental).

El líder ruso calificó de "interesante" la invitación, que le permitiría además visitar las bases que tienen tanto Rusia como Chile en la Antártida, agregaron las fuentes diplomáticas próximas a la delegación chilena en Vladivostok.

El presidente chileno también pidió a Putin una invitación a la próxima cumbre del G20 que se celebrará el año que viene en Rusia, según la agencia rusa Interfax.

"Este año habíamos participado en la cumbre del G20 por invitación de la parte mexicana. El año que viene, como es sabido, la cumbre se celebrará en Rusia, por lo que sería para nosotros un gran honor tomar parte en esa cumbre", dijo Piñera, citado por Interfax.

Putin dejó sin respuesta la petición de su homólogo chileno pero calificó de "excelentes y amistosas" las relaciones entre los dos países y agregó que éstas deben ampliarse a la cooperación en el ámbito económico.

El presidente chileno propuso iniciar las negociaciones para un tratado de libre comercio con Rusia y también con sus socios de la Unión Aduanera, Bielorrusia y Kazajistán.

"Teniendo en cuenta la dinámica de nuestras relaciones comerciales, la necesidad de incrementarlas aún más, propongo pensar sobre la posibilidad de trabajar en un acuerdo de libre comercio no solo con Rusia, sino también con sus socios Bielorrusia y Kazajistán", apuntó Piñera, citado por las agencia rusas.

Chile, que puede presumir de 56 tratados bilaterales de libre comercio con países de todo el mundo, considera que este acuerdo permitiría incrementar tanto el intercambio comercial como las inversiones en ambas direcciones.

Putin calificó de positiva la dinámica de las relaciones comerciales entre Rusia y Chile pero lamentó que "por el momento no tenemos nada de qué presumir".