El ministro de Ecomomía italiano, Vittorio Grilli, aseguró hoy que no está previsto que Italia pida ayuda al Banco Central Europeo (BCE) para que compre su deuda, al margen de su participación en el Foro Ambrosetti, cita anual del mundo de la economía que se celebra en Cernobbio (norte).

El BCE anunció el pasado jueves la posibilidad de compra ilimitada de deuda soberana de los países del euro con problemas de presión sobre su deuda, pero vinculándolo a solicitar alguna de las formas de rescate "parcial" previstas a través del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF).

Sobre el camino de Italia para salir de la crisis, Grilli consideró que "ha habido buenos resultados", pero agregó que no están aun "satisfechos".

"Estamos por el buen camino, pero queda aun mucho que hacer. Las dificultades sabemos todos cuales son", agregó.

El presidente del Gobierno italiano, Mario Monti, explicó ayer en una entrevista televisiva que era "prematuro" saber si Italia pedirá ayuda al BCE.

No obstante precisó que "en cualquier caso, no se trata de la ayuda que han pedido algunos países que no conseguían cuadrar sus cuentas".