El Gremio cayó hoy derrotado por 3-1 en su visita al Corinthians, actual campeón brasileño y de la Libertadores, y perdió la oportunidad de dormir como líder de la Liga.

El Gremio, que necesitaba de una victoria en su compromiso de este sábado por la vigésimo tercera jornada de la Liga para alcanzar los 47 puntos del líder Fluminense, hubiese asumido el liderato de haberlo conseguido debido a que tiene un mayor número de victorias que el club de Río de Janeiro.

El equipo comandado por el exseleccionador brasileño Vanderlei Luxemburgo, sin embargo, se midió a un Corinthians que, tras una campaña mediocre que lo tiene relegado en la clasificación y muy lejos de los primeros clasificados, volvió a mostrar los destellos que le permitieron conquistar la Libertadores este año.

El campeón brasileño garantizó la victoria con un claro dominio en el primer tiempo y a los diez minutos ya se imponía por 2-0 con anotaciones de Ralf y de Guilherme.

Pese a la clara desventaja, Luxemburgo introdujo varios cambios en su equipo, principalmente con la entrada de Marquinhos y de Leandro, y consiguió mejorar en el segundo tiempo e incluso descontó por intermedio de este último.

El equipo comandado por Tite, sin embargo, amplió el marcador en el último minuto del tiempo reglamentario con un gol de Giovanni y garantizó una victoria que le permite dormir en la novena posición de la clasificación al menos hasta el domingo, cuando siete partidos completan la jornada.

En otro de los partidos anticipados de la vigésima tercera jornada, el Coritiba goleó por 3-0 al Flamengo y ahondó la crisis del club más popular de Brasil, que no conoce la victoria hace cinco partidos y encadenó tres derrotas consecutivas.

El Flamengo, estacionado a veinte puntos del líder, permanece temporalmente en la décimo tercera posición de la clasificación pero puede caer aún más dependiendo de los resultados del domingo.

El Coritiba, que se aprovechó de los numerosos errores de la defensa flamenguista, se impuso con goles de Lincoln, Rafinha y Everton, y con la importante ayuda de Deivid, un delantero que el Flamengo despidió este año y que hoy debutó como jugador del club de Curitiba.

El Coritiba, en el que también debutó el técnico Marquinhos Santos, elevó a nueve el número de partidos consecutivos en que se ha impuesto o ha empatado con el Flamengo en el estadio Couto Pereira.

En Campinas, el Ponte Preta cedió un empate 2-2 ante el Figueirense, el penúltimo en la clasificación y uno de los clubes más amenazados con el descenso a la segunda división.

Giancarlo abrió el marcador para el Ponte Preta, pero los locales permitieron la reacción del Figueirense y encajaron goles de Aloisio y Caio, por lo que tuvieron que correr para al menos empatar en casa, lo que lograron con una anotación de Marcinho.

El Ponte Preta perdió la oportunidad de alcanzar su tercera victoria consecutiva, en tanto que el Figueirense consiguió encadenar tres partidos sin conocer la derrota, lo que aumenta sus posibilidades de salir del grupo de amenazados al descenso.

La vigésima tercera jornada será completada con siete partidos el domingo: Internacional-Fluminense, Santos-Sao Paulo, Botafogo-Náutico, Vasco da Gama-Bahía, Atlético Mineiro-Palmeiras, Sport-Cruzeiro y Atlético Goianiense-Portuguesa.