Estados Unidos ha suspendido su cooperación para compartir información de radares aéreos con Honduras en lucha contra el narcotráfico y la reanudará cuando tenga garantías de que no ocurrirán nuevos derribos de avionetas, indicó a Efe William Ostick, portavoz del Departamento de Estado.

El portavoz confirmó que Estados Unidos ha suspendido el intercambio de información de radares con Honduras tras el derribo unilateral por parte de Honduras en julio de dos avionetas civiles que eran sospechosas de transportar droga en el caribe hondureño.

"Estamos trabajando juntos para que en Honduras se adopten protocolos y procedimientos que eviten que esto vuelva a ocurrir en el futuro", indicó Ostick, quien apuntó que este tipo de acciones van en contra de los estándares en la lucha contra la droga.

Esos derribos violan un acuerdo bilateral que prohíbe atacar aeronaves civiles y cuando la Embajada estadounidense en Honduras tuvo conocimiento de los hechos expresó su preocupación y pidió información de los sucedido.

Sin embargo, Ostick negó hoy que Estados Unidos haya presionado o intervenido en ningún modo en la destitución del comandante de la Fuerza Aérea Hondureña (FAH), Ruiz Pastor Landa, que se formalizó el pasado mes de agosto.

El territorio hondureño es utilizado por narcotraficantes suramericanos que envían cargamentos de cocaína a Estados Unidos en avionetas y embarcaciones rápidas que navegan por el Caribe.

Parte de la droga que transportan las avionetas y lanchas rápidas se queda en Honduras.