El ministro alemán de Asuntos Exteriores, Guido Westerwelle, anunció hoy una donación de dos millones de euros para ayudar a los refugiados sirios en Jordania, informó hoy la embajada alemana en Ammán en un comunicado.

El titular de Exteriores hizo ese anuncio en una visita al campo de refugiados de Zaatari, ubicado en la provincia de Mafraq y a unos 60 kilómetros al noreste de Ammán.

Acompañado por el ministro jordano de Exteriores, Naser Yudeh, Westerwelle recorrió el campamento en el que están albergados más de 30.000 refugiados sirios y que ha sido objeto de críticas por sus malas condiciones.

La nueva ayuda alemana se suma a los cerca de 30 millones de euros que Berlín ha destinado a asuntos relacionados con el conflicto sirio, según la embajada.

Alrededor de 180.000 sirios han huido de su país y buscado refugio en Jordania en los últimos meses desde el estallido de la revuelta popular contra el presidente sirio, Bachar al Asad, en marzo de 2011, según cifras oficiales.

El Ejecutivo jordano ha pedido en varias ocasiones a la comunidad internacional que ayude a Jordania, país de limitados recursos, para ayudarle a afrontar la creciente llegada de refugiados sirios.