El primer vicepresidente de Cuba, José Ramón Machado Ventura, remarcó hoy la vigencia de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) y la necesidad de preparar mejor a los miembros de esa organización, la más masiva de la isla creada hace 52 años para salvaguardar la Revolución.

Machado Ventura subrayó que aunque sus cometidos se han ampliado a otras labores, como la donación de sangre, la vigilancia es todavía "una tarea permanente" de los comités, al clausurar el VIII Pleno de la Dirección Nacional de la organización, celebrado en Cojímar, a unos 15 kilómetros al este de La Habana.

"No se concibe que en un CDR no haya vigilancia, esa tarea no hay que discutirla", sentenció el vicepresidente en declaraciones reproducidas por la televisión estatal.

Sin embargo, luego reconoció "que en todos los lugares no se hace exactamente igual" y "se buscan nuevas formas" de realizar las guardias de vigilancia vecinal nocturnas.

Estos comités, considerados los "ojos y oídos" de la Revolución, fueron creados por el líder cubano Fidel Castro el 28 de septiembre de 1960 y les fue asignada "la vigilancia" en defensa de la revolución como su principal función en cada cuadra del país.

Respecto a las donaciones de sangre destacó que esa función "ennoblece y engrandece a la organización no solo a nivel nacional sino internacional".

Según la Agencia de Información Nacional (AIN), durante su intervención en el pleno, Machado Ventura subrayó que la actual renovación de estructuras y funcionamiento de los CDR es "vital en la salvaguarda del socialismo cubano".

Además consideró pertinente potenciar el incremento de la capacitación de sus dirigentes desde la base y la labor de sus activistas en todo el país.

Resaltó la importancia de que los CDR tengan "un rol más activo" en la campaña de lucha contra la propagación del mosquito transmisor del dengue en la isla y "la erradicación de las indisciplinas sociales", agrega AIN.

Asimismo, pidió una mayor eficacia en el trabajo de equipo de sus dirigentes y advirtió que la organización "está en una etapa de pleno fortalecimiento, por lo cual es importante eliminar el formalismo y el reunionismo".

Según AIN, el coordinador nacional de los CDR, Carlos Rafael Miranda, agregó en el mismo acto que entre los ejes actuales de la organización están "el aumento de la vigilancia revolucionaria, las donaciones de sangre y la incorporación de más jóvenes a actividades y cargos de dirección".

Los Comités, que cumplieron en 2010 cincuenta años de vida, agrupan a casi 8 millones de habitantes de la isla en su estructura que se organiza a nivel de cada manzana, zonas, municipios, provincias y nación.

En los primeros años participaron en las campañas tanto educativas como sanitarias y ahora cumplen otras tareas sociales, una de las más importantes son las evacuaciones en caso de huracán.

El gobernante Partido Comunista cubano encargó en los últimos años a los CDR que ayuden a explicar a la población mediante asambleas de vecinos los ajustes económicos emprendidos por el Gobierno de Raúl Castro para "actualizar" el modelo económico socialista cubano desde que fue nombrado presidente en 2008.