El organismo rector del ciclismo mundial contempla la posibilidad de implementar una amnistía para los ciclistas y dirigentes que confiesen delitos de dopaje, pero no tiene intención de apelar la decisión de quitarle a Lance Armstrong sus siete títulos del Tour de Francia.

El presidente de la Unión Ciclista Internacional (UCI), Pat McQuaid, dijo el viernes en una entrevista con la AP que propondrá la amnistía en una reunión este mes, como una forma de ayudar a limpiar el ciclismo después de una era manchada por el dopaje.

"Creo que hay ambiente y creo que la UCI haría bien si la implementa", comentó McQuaid. "Es un tema que yo mismo plantearé en el comité de administración de la UCI, y es algo que evaluaremos".

En la reunión del 19 y 20 de septiembre se evaluará si los que incurren en dopaje responderían a una amnistía.

De otro lado, indicó que la UCI todavía aguarda por la evidencia que provocó que la Agencia Estadounidense Antidopaje le quitara a Armstrong sus siete títulos del Tour, una medida que el estadounidense no apeló.

McQuaid indicó que la decisión de la agencia estadounidense de suspender a Armstrong de por vida sólo será apelada ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo si hay "razones serias" para hacerlo, y agregó que los siete títulos vacantes quizás nunca sean repartidos.