El diseñador Tommy Hilfiger presentó hoy en Nueva York sus nuevas apuestas en moda masculina para la próxima primavera, una colección en la que reinventó las piezas clásicas para un hombre joven y más irreverente de lo habitual, pero fiel a su estilo americano y dedicado a los "niños bien".

"Los clásicos se reinventan con una irreverencia juvenil que descarta las normas y celebra un nuevo acercamiento a las piezas masculinas icónicas", explicó Hilfiger sobre la colección que presentó en el marco de la Semana de la Moda de Nueva York, donde el domingo desvelará sus apuestas femeninas.

Aferrado al denominado "estilo americano" y al reflejo de un aspecto cuidado, el modisto apostó por modelos inspirados en los clubes deportivos de las universidades británicas y estadounidenses, y con cierto aire del estilo de los jóvenes cadetes en las academias militares, pero actualizados con toques de modernidad.

Rayas gruesas en las mismas piezas impregnadas de rayas finas, nuevas interpretaciones de la típica americana colegial con diferentes tejidos, corbatas incorporadas a las pecheras de las camisas o deportivas que toman la forma de alpargatas hechas en piel son ejemplos de las reinvenciones del estilo Hilfiger.

"Las normas del juego han cambiado, pero el estilo es inequívocamente 'preppy' (pijo) americano", defendió el creador neoyorquino, de 61 años, que ha decidido dar "una ejecución moderna" a las piezas que han creado a lo largo de décadas de carrera el estilo de dandy de Nueva Inglaterra con el que se le identifica.

Destacan las rayas para todo tipo de prendas, de los pies al torso, los suéteres de punto amplios y cómodos, americanas en denim, chaquetas en verde militar y cazadoras que mezclan la lona y la piel, así como piezas con llamativos botones dorados.

También se encuentran shorts relajados y trajes de un solo color, del blanco impoluto al azul más marino, y es que los tonos predominantes fueron los de siempre: blanco, azul y rojo, los del logotipo de la marca y también de la bandera estadounidense.

La presentación de Hilfiger, en lugar de en la tradicional pasarela de las carpas instaladas en el Lincoln Center de Manhattan para la Mercedes-Benz Fashion Week, tuvo lugar al aire libre, en la terraza de un conocido hotel de Manhattan.

También presentó este viernes sus apuestas para hombre la firma Nautica, muy popular entre el público masculino estadounidense y especializada en ropa de aire informal y deportivo y que para la próxima primavera-verano se inspiró en "los vibrantes colores del océano abierto".

"Esta colección está ideada para disfrutar, para relajarse. Usamos nuestras recetas deportivas tradicionales, pero más cromáticas, como una expresión divertida", explicó a Efe el director creativo de la firma, Chris Cox, tras la presentación de su nueva colección en la azotea de un hotel cerca del Lincoln Center.

Cox detalló que para la próxima temporada "la marca tiene muchos momentos diferentes, pero todo va encaminado a ser más joven, relajado e ir a la última", haciendo hincapié en "el estilo marinero", representado principalmente por las chaquetas azules y un calzado náutico muy colorido.

Con líneas y cortes limpios, Nautica ofrece "una versión actualizada" de los clásicos ideados para pasar "un buen rato dentro o fuera del barco", con lo que se presentan varios modelos de polos y camisas, además de bañadores con estampados y parcas deportivas, y pantalones y jeans de corte moderno.

Dominan en las prendas el blanco y el azul marino, pero combinados en piezas distintas con rojo, verde bosque y amarillo.

El lado más elegante llega con varios trajes, combinados con camisas de algodón y corbatas, así como con camisetas modernas de colores más estridentes, y con americanas en denim y también chinos.

La Mercedes-Benz Fashion Week continúa calentando motores para los próximos días, cuando se esperan sus platos fuertes, empezando el domingo con los desfiles de DKNY, Diane von Furstenberg o la firma española Custo Barcelona, y ya el lunes con los venezolanos Carolina Herrera y Ángel Sánchez.